fbpx

Breve Historia de la Frontera Dominico-Haitiana.

0
136

Por Patrick Colon.

Philadelphia, PA: La isla de la Española antes de la conformación de la República Dominicana y de la République d’Haïti era la casa de varios pueblos indígenas, específicamente los Taínos, luego de la llegada de Cristóbal Colón en 1492 la isla fue colonizada por los españoles y las enfermedades, los conflictos y la esclavitud llevo a los colonizadores a traer africanos a la isla, lo que aporto a la diversidad étnica de la Española. El tratado de Ryswick llegó en 1697 para ponerle fin a la guerra de los 9 años entre Francia, Inglaterra, España y Países Bajos, este tratado le cedió la parte occidental de La Española a Francia, desde ese momento esta se llamó Saint-Domingue, esta colonia francesa prosperó bastante gracias a la exportación de azúcar y otros cultivos comerciales y la mano de obra esclava traída de África Occidental por medio del comercio transatlántico de esclavos.

El Tratado de Ryswick, que estableció la paz entre Francia y España, no especificó cómo sería la frontera pero sí determinó que la parte occidental le tocaba a Francia y la parte este a España, esto fue lo que determinó las bases de la configuración del futuro del territorio de la isla. En 1795 el Tratado de Basilea cedió la parte este a Francia ya que este país estaba expandiendo su influencia por el caribe durante las guerras revolucionarias francesas, Haití luego de su independencia se hizo con el control de toda la isla a partir de 1802

Toussaint Louverture y Jean-Jacques Dessalines fueron los líderes de la independencia haitiana el 1 de Enero de 1804 que se logró por una revuelta de esclavos masacrando a las autoridades francesas, haciendo de esta la primera república negra e independiente del mundo, y el primer país en independizarse de Latinoamérica y todo el Caribe. En 1844, el 27 de Septiembre sería la República Dominicana que logra su independencia de la ocupación haitiana,  liderada por los trinitarios y el pueblo criollo, mulato y de decencia africana que se establecieron en la parte este de la isla.

La próxima configuración que tendría la frontera que dividía ya a las 2 repúblicas localizadas en la Española sería el Tratado de Paz, Amistad y Límites en 1929, que se firmó con el objetivo de establecer una paz duradera en la frontera, disposiciones sobre el comercio, relaciones diplomáticas, derechos civiles y límites territoriales se tocaron en los 12 artículos que conformaba este tratado, donde se destaca el artículo 1; Ambas naciones rechazan la guerra y cualquier acto de violencia entre ellas. El artículo 10; Prohibir cualquier obra que afecte o altere la corriente de ríos que sirven como límites entre ambas naciones. Y el artículo 12; Que establece los procedimientos de ratificación del tratado por ambas partes.

En 1936, el Pacto de Perejil o el Pacto de Parsley, ambos estados firmaron este documento con el objetivo de resolver disputas territoriales y esclarecer la frontera, se definieron varios límites fronterizos, la República Dominicana en representación del déspota Rafael Leonidas Trujillo cedió parte de  Elías Piña, Hinches, Las Caobas y otros lugares más, varias fuentes históricas señalan que este tratado le cedió alrededor de un 3% de la República Dominicana a Haití. Un año después de la firma de este pacto, sucede la Matanza de Perejil, donde Trujillo y su ala fiel del ejército dominicano cometieron un genocidio en la frontera, entre 15 y 20 mil haitianos fueron masacrados.

Al borde de la guerra estuvieron varios países, en el 1963, esta vez con un panorama distinto en RD, pues el presidente era Juan Bosch, y este dio un ultimátum a Haití, debido a que las fuerzas armadas haitianas rodearon la embajada dominicana en ese país, luego de dicha acción el presidente dominicano comunicó «El pueblo dominicano sabe ya que la embajada y la cancillería de nuestro país, han sido violadas por la policía haitiana. Esta acción simboliza una bofetada en la cara de la República Dominicana, y una afrenta que nosotros no estamos dispuestos a pasar por alto, ya que hemos sufrido con gran paciencia, los ultrajes del gobierno haitiano, pero esos ultrajes tienen que terminar ya de manera inmediata». El ultimátum fue de 24 horas, el ejército haitiano aborto el operativo y el gobierno dominicano detuvo sus fuerzas armadas que ya iban marchando hacia la frontera.

Lo más reciente es la construcción del canal de riego en la comunidad de Juana Méndez (Ouanaminthe) en Haití, que está identificado por Google Earth como Kanal Inite, este hecho, hizo que el Presidente de la República Dominicana cierre la frontera completamente, incluido con la suspensión de visados a haitianos y involucrados con este suceso, Haití defiende su posición comunicando que «pueden decidir soberanamente sobre la explotación de sus recursos naturales» pero el río masacre comienza en Loma de Cabrera, Dajabón, y desemboca en la Bahía de Manzanillo, Montecristi, Lo que viola el artículo 10 del tratado de 1929.

En conclusión, a pesar de las tensiones históricas y los desafíos, es imperativo mirar hacia un futuro en el que la colaboración y el diálogo sean los pilares fundamentales para la resolución de conflictos. Es esencial buscar vías de entendimiento mutuo, promover una cooperación más estrecha y fomentar políticas que beneficien a ambas naciones. Juntos, República Dominicana y Haití tienen la oportunidad de trabajar en soluciones conjuntas que aborden temas críticos como límites, migración y desarrollo económico. Al comprometernos a superar nuestras diferencias con comprensión y respeto mutuo, podemos forjar un camino hacia un futuro más prometedor y próspero para ambas sociedades, donde la paz y la cooperación sean la piedra angular de nuestras relaciones fronterizas.

Comments are closed.

Translate »