Caos sigue imperando en calles y avenidas de Puerto Plata ante indiferencia de autoridades competentes

0
24

PUERTO PLATA.- El tránsito vehicular sigue siendo una pesadilla en las principales vías de esta ciudad atlántica, problemática que en más de una década no ha podido ser solucionada por las autoridades municipales.

Conducir por una avenida o calle en San Felipe de Puerto Plata, le puede llevar a experimentar muchos momentos de ira, disgustos e impotencia, ya que el tránsito en una especie de laberinto sin salida que roba tiempo y combustible a los ciudadanos.

Tal parece que existe la voluntad en las autoridades del cabildo local para de forma responsable encarar y buscarle una solución a esa situación, a pesar de haberse aprobado en la Sala Capitular más de cinco resoluciones al respecto.

Es por eso que el servicio de transporte público tanto de carros, guaguas y autobuses de empresas hoteleras, es un absoluto caos en Puerto Plata, ya que los choferes de esas unidades se estacionan donde le da su gana, sin importarle los tapones que generan.

De igual manera, los motoconchistas y conductores de motocicletas son alérgicos a esperando que los semáforos cambien de rojo a verde y ante la mirada indiferente de las autoridades ni siquiera se detienen a ceder el paso a los que tienen preferencia.

Recientemente, el comunicador Ramón Ramos realizó un trabajo donde se pudo comprobar que en esta ciudad se producen más de 15 violaciones de semáforos y otras infracciones a la Ley de Tránsito, pero lamentablemente no hay un régimen de consecuencia.

Mientras el caos en el tránsito continúa en San Felipe de Puerto Plata, los miembros de la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (Digesett), únicamente se circunscriben a poner multas económicas a los ciudadanos, dejando de lado esa problemática.

Ni hablar de la peligrosa circulación de camiones, patanas y otros vehículos pesados por la avenida del Malecón y otras vías locales donde su rodaje está vedado, pero sencillamente las autoridades no hacen nada.

Deje un comentario