fbpx

Conductor fumó aceite de marihuana y tomó fármacos antes de choque que mató a 8 mexicanos en Florida

0
102

Un hombre con un largo historial de conducción peligrosa dijo a los investigadores que había fumado aceite de marihuana y tomado medicamentos de receta horas antes de chocar contra un autobús, matando a ocho trabajadores agrícolas mexicanos e hiriendo a docenas más, según un informe de arresto desprecintado el miércoles.

Bryan Maclean Howard, de 41 años, se declaró inocente de homicidio al conducir bajo los efectos de una sustancia, y permaneció en prisión sin derecho a libertad bajo fianza por el choque del martes. La Patrulla de Caminos de Florida informó que Howard conducía su camioneta Ford 2001 en la línea central en una autopista de dos carriles y golpeó el autobús, haciendo que se saliera de la carretera, se estrellara contra un árbol, y se volcara.

Los trabajadores agrícolas se dirigían a primera hora de la mañana a cosechar sandías en Cannon Farms, en Dunnellon, a unos 130 kilómetros (80 millas) al noroeste de Orlando, en el condado de Marion, en el centro-norte de Florida, una zona rural de colinas donde abundan las granjas de caballos y los campos de frutas y verduras

El consulado de México en Orlando estaba trabajando para apoyar a las víctimas, y el personal se reunió con algunas en un hotel de Gainesville. Muchos fueron trasladados al hospital AdventHealth Ocala.

Juan Sabines, cónsul de México en Orlando, dijo a los medios de comunicación en español que siete trabajadores, tres de los cuales se encontraban en estado crítico, seguían hospitalizados desde el miércoles por la tarde.

Sabines dijo que se habían puesto en contacto con las familias de los ocho trabajadores que murieron en el accidente.

También dijo que inspectores de la División de Salarios y Horas del Departamento de Trabajo de Estados Unidos estaban realizando inspecciones en el lugar de trabajo, y el cónsul animó a los trabajadores a llamar a la Administración de Seguridad y Salud en el Trabajo con denuncias anónimas si tenían algo que informar sobre el empleador. El Departamento de Trabajo no respondió a una solicitud de comentarios de The Associated Press.

Sabines dijo que habló con el conductor del autobús, de 44 años, también mexicano y con visado.

«Lo que más necesita de inmediato es ayuda con su salud mental«, dijo Sabines.

En el informe de arresto del conductor de la camioneta, los policías estatales dicen que Howard tenía los ojos rojos y llorosos, y que arrastraba las palabras después del choque, del que dijo no acordarse.

Le dijo a un investigador de la Patrulla de Caminos de Florida que había estrellado el coche de su madre contra un árbol al esquivar a un animal unos días antes, y que el lunes por la noche había tomado dos medicamentos anticonvulsivos y medicación para la hipertensión, además de fumar aceite de marihuana. Dijo que se despertó unas cinco horas más tarde y que conducía hacia una clínica de metadona donde recibe medicación diaria para una vértebra astillada, según la declaración jurada.

Howard entonces falló varias pruebas de sobriedad y fue arrestado, dijo la Patrulla de Caminos de Florida.

Le dijo a un juez por teleconferencia desde la cárcel el miércoles que trabaja de forma independiente como pintor y colocador de paneles de yeso, no tenía dependientes y tenía 700 dólares en el banco y ningún otro activo. Howard tenía la cabeza vendada y llevaba una bata protectora que se suele dar a los presos en vigilancia para prevenir suicidios. El juez le negó la libertad bajo fianza, le asignó un defensor público y fijó su próxima comparecencia en la corte para el próximo mes.

Los padres de Howard no respondieron a un mensaje telefónico el miércoles en el que se les solicitaban comentarios, y la oficina del defensor público del condado Marion declinó hacer comentarios.

Registros judiciales del condado Marion muestran que Howard ha tenido al menos tres accidentes vehiculares y numerosas multas de tránsito desde 2006, incluyendo una citación por cruzar la línea central. Le han suspendido la licencia al menos tres veces, la última en 2021 por acumular demasiadas multas en un año. En 2013 fue condenado por robo. Un año después, su libertad condicional fue revocada después de que dio positivo a cocaína.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo el miércoles por la mañana que 44 trabajadores agrícolas mexicanos estaban en el autobús, y que habían sido contratados por un agricultor mexicano-estadounidense para trabajar en la granja de sandías con visados H-2A. Las granjas de Florida utilizan unos 50,000 trabajadores con visas H-2A cada año, más que cualquier otro estado, según la Asociación de Frutas y Hortalizas de Florida.

Seis de los muertos han sido identificados: Evarado Ventura Hernández, de 30 años; Cristian Salazar Villeda, de 24; Alfredo Tovar Sánchez, de 20; Isaías Miranda Pascal, de 21; José Heriberto Fraga Acosta, de 27; y Manuel Pérez Ríos, de 46.

José Ventura declaró a Univision que Evarado Ventura Hernández era su hermano menor y que él le había ayudado a venir a trabajar a Estados Unidos. Dijo que su hermano había dejado una hija pequeña.

«Venimos por un futuro mejor, pero ya ven lo que encontramos. Encontramos la muerte«, dijo a la cadena en español.

Sollozando, añadió: «Yo debía cuidarlo. Yo debía cuidar a mi hermano porque era el menor».

Más de una veintena de personas se reunieron el miércoles por la tarde en un acto en memoria de las víctimas frente a la oficina de la Asociación de Trabajadores Agrícolas de Florida, al norte de Orlando, en Apopka. Algunas personas sostenían cruces blancas con los nombres de las víctimas, otras hablaban y otras cantaban canciones en español.

«Gracias a todos los que se han comunicado y han ofrecido condolencias, ayuda y oraciones» por las personas heridas en el accidente, dijo Cannon Farms en una publicación en su página de Facebook. Dijo que el autobús era operado por Olvera Trucking Harvesting Corp.

Nadie contestó al teléfono en Olvera Trucking después del accidente. La compañía recientemente anunció que buscaba un conductor temporal para llevar a los trabajadores en autobús a los campos de sandías y luego operar el equipo de cosecha, a 14.77 dólares la hora.

Un documento del Departamento de Trabajo muestra que Olvera también solicitó 43 trabajadores H-2A para cosechar sandías en Cannon Farms este mes, de nuevo con un salario base de 14.77 dólares la hora, con promesas de alojamiento y transporte hacia y desde los campos.

El programa H-2A permite a los empleadores o agentes estadounidenses que cumplan ciertos requisitos traer al país a ciudadanos extranjeros para cubrir puestos de trabajo agrícolas temporales. Ir y volver de los campos puede ser peligroso: las estadísticas federales muestran que los accidentes de tráfico fueron la principal causa de muertes relacionadas con el trabajo entre los obreros del campo en 2022, el último año disponible. Representaron 81 de las 171 víctimas mortales.

El vehículo de Olvera, que la patrulla de carreteras describió como un autobús escolar «retirado», no tenía cinturones de seguridad, dijo Sabines el miércoles.

El Departamento de Trabajo anunció nuevos requisitos de cinturones de seguridad para los vehículos de los empleadores utilizados para los trabajadores agrícolas con visas temporales, entre otras protecciones de los trabajadores que entran en vigor el 28 de junio. La ley de Florida ya exige cinturones de seguridad para el transporte de trabajadores agrícolas en vehículos de menos de 10,000 libras (4,500 kilos). La Asociación de Frutas y Hortalizas de Florida ha calificado de «poco práctico» el nuevo requisito federal del cinturón de seguridad.

Grupos de activistas pidieron leyes más estrictas y una aplicación más puntual para proteger a los trabajadores agrícolas, mientras que una campaña de GoFundMe organizada por la Asociación de Trabajadores Agrícolas de Florida para apoyar a las víctimas del accidentes y sus familias había recaudado casi 58,000 dólares el miércoles por la tarde.

Comments are closed.

Translate »