Dos abogados y una mujer acusados por incendiar con bombas Molotov vehículos del NYPD durante protestas en Brooklyn

"En una declaración posterior al arresto, Shader admitió ante la policía que había arrojado el cóctel Molotov al vehículo del NYPD", dijeron los fiscales.
0
76

NUEVA YORK._ Dos abogados afroamericanos, Colinford Mattis y Urooj Rahman y una mujer caucásica, Samantha Shader, fueron arrestados el sábado y acusados de incendiar vehículos del Departamento de Policía (NYPD) durante las protestas de fin de semana por el asesinato de George Floyd en Indianápolis.

Los investigadores dijeron que la mujer, de 27 años de edad, admitió haber atacado con la bomba de fabricación casera a un crucero y un vehículo tipo Van de la uniformada, mientras ambos abogados, graduados con honores, fueron captados en cámaras de video cuando también lanzaban las bombas incendiarias en las caóticas manifestaciones de Brooklyn.

Samantha, apareció en videos y fotos con su mascarilla de COVID-19 y una Molotov en sus manos, mientras los dos abogados huyeron de la escena juntos, ya que abordaban el mismo vehículo que era conducido por Mattis, en tanto Rahman, tiró la bomba, dijo la policía.

La acusada enfrenta cargos federales por ataque y dañar vehículos policiales al igual que los juristas, aunque las acusaciones contra ellos no ha sido adelantada, esperándose que los tres sean presentados hoy lunes ante un juez federal en la corte del distrito Este en Brooklyn.

Mattis, de 32 años de edad, perteneció en la universidad a la prestigiosa Ivy League, donde se agrupan los mejores estudiantes y es actualmente miembro de la Junta Comunitaria de Brooklyn, trabajando en una reconocida firma de abogados corporativa en Wall Street.

Se graduó en las facultades de derecho de la Universidad de Princeton y la Universidad de Nueva York (NYU), y es un abogado  asociado de la firma corporativa Pryor Cashman en Wall Street.

El vehículo del NYPD incendiado por los abogados estaba vacío y estacionado  frente al cuartel 88 en la calle Fort Greene el sábado.

Fue suspendido del empleo en abril en medio del pico de coronavirus, confirmó el bufete.

«Al enfrentar problemas críticos relacionados con el racismo y la iniquidad históricos y actuales en nuestra sociedad, me entristece ver a este joven presuntamente involucrado en el peor tipo de reacción a nuestra indignación por lo ocurrido», dijo el socio gerente del bufete de abogados,  Ron Shechtman en un comunicado.

La Junta Comunitaria 5 en Brooklyn cita a  Mattis como uno de sus miembros, aunque el presidente no se ha pronunciado sobre el arresto de Mattis.

Rahman, de 31 años, también está registrado como abogado en el estado de Nueva York, e ingresó a la barra en junio de 2019 después de graduarse de la Facultad de Derecho de la Universidad de Fordham en El Bronx.

Los residentes de Brooklyn están acusados ​​federalmente de causar daños por fuego y explosivos a un vehículo policial, durante las manifestaciones por la muerte de George Floyd.

«Ningún ser humano racional puede creer que lanzar bombas incendiarias contra policías y vehículos está justificado», dijo el fiscal  federal de Brooklyn Richard Donaghue.

El bufete dijo que la situación laboral de Mattis se revisará a medida que tenga más información esta semana.

Si son condenados, cada uno de ellos enfrenta hasta 20 años en la cárcel con una sentencia mínima obligatoria de 5.

Los agentes recuperaron varios artículos utilizados para construir explosivos, incluido un encendedor, papel higiénico y un líquido sospechoso de ser gasolina cerca del asiento del pasajero, así como un tanque de gasolina en la parte trasera del  vehículo de Mattis, dijeron los fiscales.

«Estos acusados están imputados de atacar al Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York mientras sus oficiales arriesgan sus vidas para proteger los derechos constitucionales de los manifestantes y la seguridad de todos nosotros», declaró el fiscal de los Estados Unidos Richard Donoghue.

“Ningún ser humano racional puede creer que arrojar bombas incendiarias contra oficiales de policía y vehículos esté justificado”, agrega el comunicado.

LA MUJER

Samantha, está acusada  de dañar un vehículo policial, aunque el NYPD buscaba que fuera acusada por intento de asesinato.

Shader, de 27 años y residente en el suburbio Catskill en Nueva York, presuntamente arrojó la Molotov contra el vehículo policial identificado como NYPD – Police, estando estacionado en la intersección de las avenidas de Eastern Parkway y Washington en el vecindario Crown Heights, Brooklyn y el ataque se produjo a las 1:12 de la madrugada.

La bomba destrozó dos de las ventanas del vehículo cuando cuatro policías estaban sentados adentro, pero la gasolina en el interior no se incendió, dijeron los federales en el expediente.

La acusación imputa un solo cargo contra Shader por  causar daños por fuego y explosivos a un vehículo policial.

Los fiscales obtuvieron un video de testigos que dijeron que muestra a la mujer arrojando el dispositivo incendiario cuando un hombre intentó protegerla de los espectadores.

Los oficiales la persiguieron mientras intentaba huir y la arrestaron, dijeron los fiscales.

«En una declaración posterior al arresto, Shader admitió ante la policía que había arrojado el cóctel Molotov al vehículo del NYPD», dijeron los fiscales.

La policía inicialmente presionó por cargos de intento de asesinato contra la manifestante, pero los fiscales federales se hicieron cargo del caso y asumieron la custodia de Shader.

Un portavoz de la oficina del fiscal de los Estados Unidos en Brooklyn se negó a comentar ayer domingo temprano sobre si ella podría enfrentar cargos adicionales.

Miguel Cruz Tejada

Deje un comentario