El amor y odio atrapados en la ilusión del miedo a la muerte

0
85

(Ciencia Ficción)

“El amor y el odio se necesitan para superar el miedo a la muerte, pero cuando no hay muerte, no se necesita ni el amor ni el odio. La línea que divide al amor del odio es tan efímera que no se puede distinguir. Mi civilización superó la muerte y como nadie muere, no necesitamos ni el amor ni el odio”, dijo el humanoide ante la mirada atónita de la mujer.

-De dónde vienes y quién eres- preguntó Patty asombrada con su habitual mirada de ojos azules.

-Soy un Swick, habitante de un planeta situado en la galaxia GN-z11. Estamos ubicados en el punto más lejano que puede alcanzar la tecnología desarrollada por los humanos, también, la más antigua que conocen, pero más allá hay otras en cantidades infinitas. GN-z11 se formó cuando solo existía el tres por ciento de todo el universo, 400 millones de años después de lo que ustedes llaman el  “Big Bang”, que dio pie a la falsa leyenda sobre  la gran explosión que originó la creencia sobre el origen de la vida- contestó el extraño ser, con forma humanoide, pero impresionantemente extraño.

La mujer quedó atónita, comprendió que el extraño ser no se expresaba con una voz física, sino por telepatía, porque no hacía articulaciones faciales ni emitía sonido alguno.

-Porqué estás aquí, qué quieres de nosotros- preguntó Patty, sin  salir del asombro.

– Nuestra galaxia GN-z11 se encuentra situada a 13, 400 millones de años luz de la Tierra. Las señales electrónicas emitidas por los terrestres tal vez nunca llegarán a tiempo a nuestra galaxia. Ustedes están perdidos en un inmenso océano cósmico, aislados. Solo pedazos de rocas inertes  encontrarán en el camino, mundos muertos y vacíos, sin forma de vida biológica- agregó la deidad.

-Entonces cómo llegaste aquí, qué quieres- preguntó la mujer, ya saliendo del susto y el asombro.

-No soy un ser vivo. Soy una inteligencia artificial que ha viajado a una velocidad superior a la de la luz, el que viaja en una nave espacial experimentará fenómenos distintos,  antes de explicarte lo del viaje debes entender que cuando viajamos a velocidades próximas a las de la luz nuestros relojes irán más despacio. Desde el punto de vista de un observador externo, aunque a nosotros nos parezcan igual, la velocidad a la que viajamos lo cambia todo, incluso el espacio y el tiempo- explicó para luego decir:

-El tiempo no es universal, se mueve por Todo el universo a diferente ritmo y depende de la velocidad y los campos de gravedad cada uno de nosotros tenemos un tiempo propio mientras nos movemos a diferentes velocidades cuanta más velocidad y más gravedad más DILATACIÓN TEMPORAL eso quiere decir que para envejecer más despacio que tus amigos debes moverte constantemente, viajar mucho, quedarse quieto sin hacer nada es la mejor forma de envejecer-

-Explícate mejor.

-¿No entiendes?

-No.

-Está bien, escuchas:

-Un viaje por el espacio interestelar en una nave espacial a casi la velocidad de la luz se realiza casi instantáneamente en contra de lo que creen los humanos, viajar a la velocidad de la luz es más rápido de lo que creen y ahora te explicaré lo que sucedió desde que salí de nuestra galaxia:  En el camino me  crucé con la galaxia Andromeda que está a 2,5 millones de años luz del sistema solar, eso significa que la luz salió de Andromeda hace 2,5 millones de años, eso quiere decir que tardaré más de 2,5 millones de años en llegar a la tierra desde ese punto.  Cuando se viaja a la velocidad de la luz, la distancia entre dos objetos se acorta. Esto es así porque cuando viajas a velocidades cercanas a las de la luz existe CONTRACCIÓN DE LONGITUD.  Son 2,5 millones de años luz, pero desde el punto de vista de un observador terrestre, para una nave espacial que viaje al 99% de la velocidad de la luz, Andrómeda puede estar a 5 minutos luz.  Eso quiere decir que un observador desde la tierra, si estuviera vivo, habría visto que yo tardé 2,5 millones de años en llegar desde Andromeda al planeta tierra. Sin embargo, para mi solo transcurrieron 5 minutos- dijo. Explíquelo mejor, no entiendo, exclamó Patty.

-Esto lleva muchas veces a engaño.  El viajar, por ejemplo, a cualquier objeto que esté a dos millones de años luz a la velocidad de la luz, no significa que tardaré dos millones de años en llegar, porque se ignora la CONTRACCIÓN DE LA LONGITUD, que es un efecto relativista, extraño, que los humanos no suelen aplicar en los cálculos y esto es porque hay que hacer muchas operaciones matemáticas y cuánticas.  El tiempo y el espacio son diferentes cuando viajamos a la velocidad de la luz.  Así que al 99,999% de la velocidad de la luz podría recorrer el universo entero ya que todo se contrae. Está todo mucho más cerca de lo que parece, me acerco a otra galaxia conocida que vi desde la tierra a 1,000 millones de años luz y suceden más cosas raras, esta galaxia ha desaparecido de repente y ha cambiado su posición.  Desde la tierra la vi en el pasado y ahora al acercarme a su tiempo, todo cambia. Los objetos son diferentes, no están en las mismas posiciones, estoy descubriendo el universo que no había visto hasta ahora y conforme avanzo me encuentro galaxias más grandes, objetos no catalogados, no descubiertos, galaxias inmensas, varias docenas de cúmulos y supercúmulos. Después de 3 meses viajando ya debería haber llegado al fin del universo y no parece tener fin esto. La expansión del universo, es decir, del propio espacio que ha ido más rápido que la velocidad de la luz.  Es imposible llegar al final, yo creía que vería un universo similar, pero era mentira. Desde la tierra ustedes pueden ver el pasado, el universo de ahora es totalmente diferente, hay muchas más estrellas, muchas más galaxias, hemos viajado varios meses a casi la velocidad de la luz y hemos recorrido 3,000 millones de años luz. Si yo fuera un terrestre que ha recorrido de forma inversa mi trayectoria, sentiría  nostalgia por volver a la tierra, diera media vuelta y me dirijo a la galaxia Vía Láctea,  los destellos de luz que salen de la Vía Láctea aparecen ante mis ojos a toda velocidad esto parece una película a Cámara rápida puedo ver en pocos minutos  que llego a esta galaxia, luego cuando me dirijo al sistema solar, ya el sol se habría consumido, el planeta tierra estaría ardiendo en un infierno incandescente, sin ninguna manifestación de vida y la humanidad, con suerte  pudo migrar a otro sistema estelar de la galaxia o pereció en el fuego galáctico eterno.

Esteban Cabrera

Deje un comentario