El crimen organizado y la violencia armada dominan el panorama callejero de Filadelfia

0
99

FILADELFIA, PA—Los comunicadores sociales, experimentados dirigentes políticos, líderes comunitarios locales y periodistas veteranos con bastantes experiencias callejeras en la Ciudad Fraternal, nos sentimos acobardados, bien tímidos, acorralados y encerrados en nuestros hogares por miedo a, ser víctima de la violencia armada que actualmente maltrata a, algunos barrios y sectores marginados de ésta vieja urbe capitalina.

Parece ser en ciertas medidas, que los experimentados dirigentes políticos, líderes comunitarios locales, sociólogos y periodistas veteranos, no están pensando en el futuro de la sociedad y tan solo, cumplen con su horario de labores diarias.

Los sociólogos locales que la mayor parte de su tiempo, realizan funciones activas en la sociedad, trabajan como estrategas de planificación en ciertos segmentos de la población hoy día, se encuentran estancados y tienen detenidas sus actividades de desarrollo social.

 Es decir, que los estamentos jurídicos, municipales y policiales de Filadelfia, se han dejado acorralar por la constante y cada vez más creciente ola violencia armada que, ha venido sacudiendo y maltratando de extremos a extremos a esta acogedora y vieja población estadounidense.

“La Ciudad Fraternal ahora mismo, dispone de cientos de millones de dólares en recursos económicos, personal capacitado en planificación y desarrollo humano que, puede utilizar y optimizar en la consecución de pequeños programas de empleos a corto y largo plazo, para poner a trabajar a miles de vagos, mujeres y hombres holgazanes que, viven en diferentes barriadas y sectores marginados de ésta antigua ciudad de los Estados Unidos”, precisó el Analista Noticioso y Sociólogo dominicano, Licenciado  Bernardo Cervantes Ariza.

Como hombre despierto, acucioso en materia de comportamiento social de la gente, asiduo estudioso de la sociología humana, investigador periodístico, estudioso empedernido de la conducta humana, comportamiento social y otros elementos sociales impropios, podemos decir que actualmente somos seres humanos, cargados de excelentes virtudes personales, pero repletos de actitudes negativas como personas vivientes.

Y por esas razones podemos indicar que “La perfección es el único don que la naturaleza le ha negado al ser humano, pero aún *todavía* reconociéndolo, tratamos de perfeccionarnos”.

“Estudiando de manera pormenorizado esta concepción de la sociedad humana, analizando profundamente esta descripción teórica, podemos predecir ahora que, ésta célebre frase difundida por los cuatro puntos cardinales del universo, nos das a entender bien claro, que vivimos en éste hospitalario espacio, pero efectivamente no somos seres humanos perfectos”.

“Hace casi tres años, cuando algunos locutores y comentaristas radiales se quejaban públicamente por pequeños brotes de violencia armada y crímenes que ocurrían en la Ciudad Fraternal, cuando el viejo era Jefe del Departamento Policial [El Viejo], pero cuando nombraron a Danielle Outlaw, el ambiente y panorama criminal cambio totalmente.

Pero todo éste desastre de violencia armada, incremento del índice de criminalidad, pérdida de control policial de las calles de Filadelfia, aumento de los asaltos, atracos a bodegueros, comerciantes locales y personas indefensas envueltas en actividades comerciales, ha venido subiendo de manera agigantada.

“Y ese desastre visto y observado a la luz del día en Filadelfia, no es solo culpa confesa de Outlaw, sino también del Alcalde Jim Kenney, la Fiscalía y el Consejo Municipal en pleno de Filadelfia.

“Todos ellos han estados durmiendo y tocando de lado, el asunto de la violencia armada y los constantes actos de criminalidad que suceden a diario en Filadelfia, tal vez por no tocar de frente a algunos miembros de las etnias envueltas directamente en éste desastre ciudadano”.

“Nosotros los ciudadanos conscientes de Filadelfia, que años tras años pagamos millones de dólares en impuestos para solventar nuestra seguridad, estamos asustados, temerosos, no podemos salir y pasear en horas de noche, por la inseguridad en las calles de la Ciudad Fraternal”.

A pesar de que históricamente, la Ciudad Fraternal ha sido la cuna de los derechos humanos, los derechos individuales de los seres vivientes en Estados Unidos y el mundo, ésta muy reconocida ciudad a través del mundo y brillante población, debería plantear algunas resoluciones serias, para disminuir la delincuencia y reducir el auge de la criminalidad en las calles.

La reducción de los actos vandálicos, la criminalidad y violencia armada en ciudades como Filadelfia, no se obtiene tan fácil, habría que inventar, incrementar y/o implementar métodos correctivos bien fuertes.

Para ello, las autoridades policiales, judiciales y municipales deberían comenzar a cambiar los tratos de permisibilidad, por los del revólver, el encierro permanente  y el garrote..

Deje un comentario

Translate »