Francia impone una multa récord a Apple: 1.100 millones de euros por abuso de posición dominante

0
37

La Autoridad de la Competencia de Francia ha multado a Apple con 1.100 millones de euros, la mayor sanción impuesta por el organismo a una empresa hasta la fecha, por abuso de posición dominante con respecto a sus distribuidores, según ha informado el regulador este lunes en un comunicado.

En concreto, la Autoridad ha acusado a Apple de imponer a sus distribuidores ‘premium’ los precios que debían aplicar a sus productos, que eran los mismos que Apple establecía en su propia web y en sus tiendas propias. En la práctica, esto provocó que más de la mitad del mercado minorista de los productos de Apple manejara los mismos precios.

Por otro lado, los reguladores han acusado a la multinacional de Cupertino (Estados Unidos) de abuso de posición dominante por su relación de dependencia con sus distribuidores. En concreto, Apple incurrió en «trato discriminatorio», condiciones «inestables» de remuneración y «problemas de suministro».

Asimismo, la Autoridad ha acusado a Apple de privar a los distribuidores ‘premium’ de los productos suficientes para atender la demanda, mientras que las tiendas de Apple y otros comercios minoristas no experimentaron problemas de ‘stock’. Esto provocó la pérdida de clientes para esas empresas, que a veces se vieron obligadas a comprar directamente a Apple, como si fueran un cliente más, los productos que necesitaban para cumplir con las reservas de nuevos lanzamientos.

Además, si estos distribuidores decidían aplicar descuentos a los productos de Apple, la empresa favorecía a otras tiendas en los envíos de ‘stock’ y un comercial de la firma les instaba a incrementar los precios.

Por otro lado, los reguladores también han acusado a los dos mayoristas de Apple en Francia, Tech Data e Ingram Micro con sendas multas de 76,1 y 62,9 millones de euros por aceptar e implementar las estrategias de distribución y precios establecidas por Apple.

No es la primera vez que organismos franceses multan a la compañía estadounidense: la Dirección General de Competencia, Consumo y Represión de Fraudes (DGCCRF) multó hace un mes con 25 millones de euros a Apple por considerar que «ralentiza» deliberadamente sus teléfonos inteligentes iPhones al entender que el gigante de la tecnología «no advirtió a los consumidores» de esta posibilidad.

Deje un comentario