fbpx

Haitiano es condenado en Florida por ayudar a la banda 400 Mawozo a conseguir armas

0
99

Un ciudadano haitiano y residente de Florida fue sentenciado a cinco años en una prisión federal por su participación en el envío de armas de fuego de alto calibre a la violenta pandilla de Haití conocida como los 400 Mawozo.

Jocelyn Dor, de 31 años, enfrentaba una pena de hasta 20 años de prisión tras declararse culpable el 30 de octubre del año pasado de cargos de conspiración relacionados con el contrabando de armas de fuego a la notoria pandilla haitiana. Pero como parte de un acuerdo de culpabilidad recibió una condena de 60 meses, según recoge el Miami Herald.

Dor también tendrá que cumplir tres años de libertad supervisada tras declararse culpable de conspirar para violar las leyes de exportación de Estados Unidos, violar la ley de reforma de control de exportaciones y lavar dinero con el propósito de promover una actividad ilegal específica, determinó el juez federal John D. Bates.

Los fiscales federales acusan a Dor de haber comprado 10 rifles semiautomáticos de alto poder en armerías en el área de Orlando entre el 18 de septiembre de 2021 y el 17 de octubre de 2021, bajo la dirección de Germine «Yonyon» Joly «con el propósito expreso de enviar las armas a la pandilla 400 Mawozo en Haití», dijeron en un comunicado el fiscal federal Matthew M. Graves y el agente especial a cargo del FBI Jeffrey B. Veltri de la oficina de campo del FBI en Miami.

Germine «Yonyon» Joly, de 31 años, ha sido identificado como el líder del grupo armado que fue extraditado a Estados Unidos y llevado a juicio el mes pasado después de ser acusado de 48 cargos relacionados con el contrabando de armas. La banda que dirigía desde la cárcel es responsable de secuestros de haitianos y ciudadanos estadounidenses, incluidos 17 misioneros de una organización benéfica con sede en Ohio, y de varias masacres cerca de Puerto Príncipe.

Los rifles que Dor compró con documentos falsificados estaban destinados al combate, según el gobierno estadounidense. «Una de las armas, un rifle Barrett calibre .50, es utilizado principalmente por los militares… Dor declaró falsamente a los vendedores de armas que él era el ‘comprador real’ de las armas de fuego. También recibió múltiples transferencias de miles de dólares estadounidenses de sus cómplices para pagarlas», dice el comunicado.

Intento de evadir la justicia

Los fiscales federales solicitaron 68 meses de prisión para Dor, alegando la gravedad de su delito y sus esfuerzos por limpiar el rastro de su participación reiniciando su teléfono móvil antes de entregarse a las autoridades. De acuerdo con el gobierno estadounidense, durante el intento de arresto del ciudadano haitiano en octubre de 2021 por parte del FBI, tanto él como los rifles que había adquirido desaparecieron.

«Dor dejó de usar sus teléfonos celulares, lo que demuestra que estaba al tanto de que las fuerzas del orden lo estaban buscando», dijo la Oficina del Fiscal Federal para el Distrito de Columbia.

La búsqueda del testaferro se extendió al medio oeste, donde trabajaba para una empresa de camiones y donde también estuvo a punto de ser detenido en una parada de descanso de camioneros. El 5 de noviembre, Dor alquiló una unidad de almacenamiento en Orlando y tres días después su abogado organizó su entrega al FBI. Fue arrestado el 8 de noviembre por el FBI, que recuperó las armas en la unidad de almacenamiento de Orlando.

Dor y otros dos residentes de Florida fueron arrestados por cargos relacionados con el contrabando de armas y lavado de dinero después de que una investigación de la Oficina de Campo del FBI en Miami sobre el secuestro de los misioneros revelara sus vínculos con la pandilla haitiana, señala el Miami Herald.

Las armas adquiridas

Durante el juicio de Joly en Estados Unidos, los fiscales se enfocaron en demostrar que Dor y los otros dos acusados sirvieron de testaferros para el líder pandillero.

Entre las armas que Dor compró se encontraban un rifle Riley Defense RAK-47 y un rifle estilo AK-47 de Century Arms de Shoot Straight en Orlando. También un rifle Barrett 82A1 calibre .50 y un Springfield Armory M1A de Shooter’s World en Orlando.

En ambas compras, el «acusado llenó falsamente el Formulario 4473 de la ATF (Registro de Transacción de Armas de Fuego), certificando que era el ‘cesionario/comprador real’ de las armas de fuego en cuestión marcando ‘sí’ a la pregunta 21 (a) en el formulario«, resaltan los documentos judiciales.

La acusación señala que Dor compró armas adicionales después de conversar con Joly en dos llamadas telefónicas y también afirmó ser el comprador real de las armas.

«A lo largo de este esquema, el acusado recibió dinero de la pandilla en Haití por estas compras», dijeron los fiscales federales, que agregaron que «mientras realizaba todas estas compras, llenaba todos estos formularios y recibía todas estas transferencias de dinero, el acusado sabía que estas armas estaban siendo compradas para otra persona y que necesitaba hacer esfuerzos para ocultar ese hecho».

  • De acuerdo con los fiscales federales, al menos 24 armas de fuego y cientos de rondas de municiones fueron exportadas o intentaron ser exportadas desde Estados Unidos hacia Haití en nombre de los 400 Mawozo por los acusados con sede en Florida.

De los cuatro acusados en el caso de contrabando de armas, solo Joly fue a juicio. Pero pidió cambiar su declaración en medio del proceso y se declaró culpable en la conspiración de tráfico de armas y el lavado de rescates pagados por rehenes estadounidenses a la pandilla en 2021. El líder pandillero se enfrenta a cadena perpetua cuando sea sentenciado el 15 de mayo.

Los otros acusados

La coacusada y novia de Joly, Eliande Tunis, de 45 años, también de Pompano Beach, se declaró culpable de 48 cargos de contrabando de armas. Ella se había descrito a sí misma como la «esposa» de Joly y la reina de la pandilla, según el testimonio durante el juicio. Su sentencia está fijada el próximo 8 de mayo y, al igual que Joly, quien se autodenominó «rey» de 400 Mawozo, se enfrenta a cadena perpetua.

Walder St. Louis, de 31 años, también se declaró culpable antes del juicio y pasó dos días en el estrado testificando contra Joly.

Comments are closed.

Translate »