Hispana residente en Newark fallece a los 102 años

"En su país natal,  Honduras,   se casó con el farmacéutico Humberto Rodríguez,  con el que procreó a Olga, Andrés, Jaime  y Ezenia".
0
79

Newark, NJ: Margarita Miralda Paz vivió una  larga vida. No había obstáculo que no fuera superado por ella,  ya sea en lo personal, familiar  o en lo  social.

Nació el 22 de febrero del 1918, un año difícil en lo social y económico, debido a que marcó el fin de la Primera Guerra Mundial.

«En su país natal,  Honduras,   se casó con el farmacéutico Humberto Rodríguez,  con el que procreó a Olga, Andrés, Jaime  y Ezenia».

Como muchos inmigrantes hispanos o no, Miralda Paz inmigró con su familia incluido su esposo a la ciudad de Newark,  en 1980. 

Como muchos,  desempeñó múltiples trabajos para asegurarle un mejor futuro a sus vástagos y ayudó a muchos de sus familiares en Honduras a convertirse en profesionales.

En compañía de su esposo, Humberto,  se dedicaron a la práctica de la farmacéutica como una forma de contribuir a la salud de los residentes en Newark.

Miralda Paz  al fallecer uno de sus hijos, se encargó de sus nietos, a quienes les imprimió una sólida formación social y contribuyó a su educación.

En el 2018,  con motivo de su natalicio número 100, Miralda Paz fue reconocida con el premio “The Lucila Familia Life Time Award The Mother  of  Generation Lagacy”, por la organización  Mujeres de Ayer, Hoy  y Siempre (MAHS) en un  evento realizado en la comunidad de Newark del estado de Nueva Jersey.

Además,  recibió  resoluciones de parte de la Alcaldía de Newark y la Senadora del Estado de Nueva Jersey, María Teresa Ruiz.

Margarita Miralda Paz,  quien falleció recientemente y cuyos restos fueron velados en la funeraria Branch Brook Memorial Home, en la ciudad de Belleville,  le sobreviven sus nietos y bieznietos Janneth Espinal, Sidney, Kelly Espana, Carlyssa, Kyra, Cristian, Camilia Rivera, Jode, Liam Denize,  Amelia y Jean Carlos Rodríguez, este último trabaja con el concejal de Newark, Eddie Osborne.

Rolando Hernández

Deje un comentario