Identifican y apresan en Filadelfia a ex general rebelde liberiano por fraude migratorio

0
137

 Filadelfia, PA: Una investigación encabezada por la oficina local de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI, por sus siglas en inglés) condujo al arresto de un ex general rebelde liberiano el 5 de mayo. Agentes de HSI Filadelfia arrestaron a Laye Sekou Camara, alias “K-1”. a/k/a “Dragon Master,” 43, de Mays Landing, NJ, quien ha sido acusado del cargo de uso de un documento de inmigración obtenido por fraude.

La Acusación alega que en junio de 2011, Camara presentó una solicitud de visa de no inmigrante a los Estados Unidos. En esa solicitud, Camara afirmó falsamente, entre otras cosas, que él: 1) no era miembro de una tribu; 2) nunca haber servido o sido miembro de un grupo rebelde u organización insurgente; y 3) nunca ha cometido, ordenado, incitado, asistido o de otro modo participado en asesinatos políticos u otros actos de violencia. La solicitud de Camara fue aprobada y se le emitió una visa de no inmigrante que usó para ingresar a los Estados Unidos.

En 1997, después de una guerra civil y años de agitación política, Charles Taylor fue elegido presidente de Liberia, una nación de África occidental. En 1999, comenzó la segunda guerra civil de Liberia. Principalmente, dos grupos rebeldes, Liberianos Unidos por la Reconciliación y la Democracia (LURD) y el Movimiento por la Democracia en Liberia (MODEL), emprendieron la guerra contra el gobierno de Taylor. El objetivo declarado de LURD era destituir a Taylor de la presidencia de Liberia. La segunda guerra civil de Liberia, al igual que la primera, se caracterizó por la brutalidad, los crímenes de guerra y las atrocidades, muchas de las cuales fueron perpetradas por los rebeldes del LURD. Además, al librar su guerra contra el gobierno de Taylor, el LURD reclutó y utilizó a niños soldados. Según la Acusación, Camara era un general del LURD.

La Acusación alega además que en junio de 2012, las autoridades de inmigración de los Estados Unidos revisaron una solicitud que presentó Camara para obtener una visa de inmigrante de los Estados Unidos. En esta solicitud, Camara afirmó falsamente, entre otras cosas, que él: 1) no estaba buscando ni había buscado una visa, entrada a los Estados Unidos o cualquier beneficio de inmigración mediante fraude o tergiversación; y 2) nunca se había involucrado en el reclutamiento o uso de niños soldados. La solicitud de Camara fue aprobada y se le otorgó una visa de inmigrante que utilizó para ingresar a los Estados Unidos. Al ingresar y ser admitido en los Estados Unidos de conformidad con su visa de inmigrante, Camara obtuvo y recibió una Tarjeta Verde, que evidencia su residencia permanente autorizada en los Estados Unidos.

“HSI se compromete a hacer cumplir la ley, tanto dentro de los Estados Unidos como en el extranjero”, dijo el agente especial a cargo William S. Walker de la oficina local de HSI en Filadelfia. “Se alega que el acusado en este caso, el Sr. Camara, se desempeñó como general de alto rango para un grupo rebelde que luchó en la Segunda Guerra Civil de Liberia, mientras empleaba tácticas de brutalidad inimaginable, incluido el reclutamiento de niños soldados. Esta acusación formal alega que el Sr. Camara luego intentó ocultar su pasado violento cuando vino a los Estados Unidos al no revelar su afiliación con el grupo rebelde. Investigaciones como esta son una prioridad principal de la misión No Safe Haven, y HSI continuará trabajando incansablemente para investigar a quienes intentan evadir la justicia por delitos que cometieron en el extranjero. No permitiremos que Estados Unidos sea un refugio seguro para quienes intentan esconderse de su pasado”.

Finalmente, como se alega en la Acusación, en junio de 2017, al buscar una tarjeta de identificación del estado de Pensilvania, Camara presentó su Tarjeta Verde obtenida de manera fraudulenta a los funcionarios de PennDOT como evidencia de su estatus migratorio, es decir, su residencia permanente legal en los Estados Unidos. Si es declarado culpable, Camara enfrenta una sentencia máxima posible de 10 años de prisión y una multa de $250,000.

“Como se alega en la Acusación, este acusado intentó evadir la responsabilidad por su terrible participación en las brutales guerras civiles de Liberia mediante la obtención fraudulenta de documentos de inmigración de EE. UU.”, dijo la fiscal federal Jennifer A. Williams. “Debido al arduo trabajo y la perseverancia de nuestros fiscales y socios encargados de hacer cumplir la ley, ya no puede huir y esconderse de la justicia”.

Actualmente, HSI tiene más de 180 investigaciones activas sobre presuntos violadores de derechos humanos y sigue más de 1700 pistas y casos de deportación que involucran a presuntos violadores de derechos humanos de 95 países diferentes. Desde 2003, el HRVWCC ha emitido más de 78,000 alertas para personas de más de 110 países y ha impedido que más de 350 violadores de derechos humanos y sospechosos de crímenes de guerra ingresen a los EE. UU.

Deje un comentario

Translate »