Partidos políticos en EEU rechazan usar financiamiento público

"la campaña de ambos partidos del 2016 costó unos 2 billones 651 mil dólares. Así que este sistema está regulado de tal forma, que los partidos políticos y sus candidatos rehúyen tocar los fondos públicos en este país".
0
114

Hartford, CT: Definitivamente, en Estados Unidos por lo general los candidatos y partidos políticos prefieren no usar los fondos públicos que la ley para el fondo de Campañas de Elecciones Presidenciales otorga. Bajo el rigor de esta ley, quien o quienes soliciten y obtengan fondos públicos, se obligan a no recaudar contribuciones privadas, esto es directamente de individuos, de PACs, de comités o SUPER PACs.

Este compromiso incluye no gastar más de la cantidad de fondos públicos que reciben. Las organizaciones políticas y los candidatos solo pueden usar estos recursos para cubrir los costos de la campaña. El sistema está celosamente controlado, porque los recursos usados para estos financiamientos provienen directamente de un descuento a los contribuyentes que destinan entre 3 y 6 dólares de los recursos que pagan a Hacienda llenando una casilla especial y voluntaria en el formulario del IRS cuando llenan sus planillas de impuestos.

Es obvio que tomar estos recursos públicos representa, no solo un desafío para los partidos y candidatos, sino que plantea una situación de crisis económica de las campañas, porque como es obvio, estos recursos también son extremadamente insignificantes con relación al costo real de una campaña política en EE. UU.

Por ejemplo, en las campañas presidenciales, los candidatos que califican, bajo el rigor del Código de Rentas Internas, pueden recibir dinero del Fondo de Campañas para las Elecciones Presidenciales, cuya cuenta bancaria guarda relación con el Departamento de Hacienda de los Estados Unidos.

Los candidatos se comprometen a obedecer los límites de gastos, que están calculados acorde con el nivel de inflación del año electoral. Estos límites van desde US$10 millones, como total de gastos de una primaria. Por ejemplo, tomando en cuenta estos parámetros, en el 2012 el límite de la primaria llegó hasta US$45.6 millones. Para las elecciones presidenciales de ese mismo año, fue de US$91.2 millones.

Los PACs y los SUPER PACs (Estas siglas obedecen al nombre de Comités de Acción Política” organizaciones creadas para recaudar fondos que luego son usados para hacer campaña a favor o en contra de algún candidato. Pero los SUPER PACs, es lo máximo en el cinismo de las contribuciones políticas, porque pueden recaudar fondos de manera infinita legalmente, aunque no puede entregar esos recursos a un partido ni a su candidato, sí pueden invertirlos por cuenta propia sin límite en la campaña de un partido o en su contra).

Siempre de acuerdo con estimaciones del Centro para Políticas Responsables (CRP, por sus siglas en inglés), que es una organización sin fines de lucro, que se dedica a la investigación del financiamiento de la política en EE. UU, la campaña de ambos partidos del 2016 costó unos 2 billones 651 mil  dólares. Así que este sistema está regulado de tal forma, que los partidos políticos y sus candidatos rehúyen tocar los fondos públicos en este país.

Deje un comentario