fbpx

Puerto Rico se prepara para el inminente paso de tormenta Fiona bajo amenaza de inundaciones

"Aunque aumentó el riego de vientos fuertes, el principal peligro sigue siendo la precipitación, debido a que se esperan acumulaciones de lluvia amenazantes a la vida, según el Servicio Nacional de Meteorología".
0
73

San Juan, PR: Independientemente de la intensidad y trayectoria que lleve la tormenta tropical Fiona, Puerto Rico experimentaría impactos potenciales que incluyen lluvia en exceso, vientos sostenidos y en ráfagas, así como también un deterioro en las condiciones marítimas.

La isla se encuentra bajo una vigilancia de huracán y también un aviso de tormenta, lo que significa que condiciones atmosféricas de intensidad de huracán son posibles en la zona bajo alerta, al tiempo en que implica que vientos con fuerza de tormenta tropical son posibles o inminentes en 36 horas o menos.

En el caso de Puerto Rico, los efectos de vientos sostenidos deberían comenzar a experimentarse desde esta tarde.

El meteorólogo del Servicio Nacional de Meteorología (SNM) en San Juan,Ian Colón Pagán, resaltó a El Nuevo Día que el riesgo más significativo será la precipitación, puesto que se esperan cantidades significativas amenazantes a la vida.

De momento, no se espera que el centro de circulación de la tormenta llegue directamente sobre tierra en Puerto Rico, pero sí tendrá una serie de impactos que los detallamos a continuación.

Luego del boletín de las 5:00 a.m. de este sábado, el estimado en acumulaciones de lluvia en Puerto Rico aumentó a un rango probable de entre 5 a 10 pulgadas de manera generalizada.

Sin embargo, el sur, sureste y este de la isla recibirán lluvias en exceso con acumulaciones de 10 o más pulgadas de lluvia, con áreas aisladas que podrían alcanzar, incluso, hasta 16 pulgadas.

Estos estimados están basados en un período que comprende desde la madrugada de este sábado hasta el próximo lunes.

Si se mantiene la trayectoria trazada en el reciente boletín de las 5:00 a.m.,toda la isla experimentará vientos de entre 60 a 65 millas por hora. Además, ráfagas de vientos de 85 millas por hora podrían ser posibles, sobre todo en las áreas más elevadas y en las montañas.

Si el comportamiento de la tormenta se da como se pronosticó, los vientos podrían comenzar a sentirse, al menos en ráfaga, a partir de las 2:00 de la tarde de este sábado.

De momento, toda la isla tiene el potencial de experimentar vientos sostenidos de fuerza de tormenta tropical y solo el sur-suroeste de Puerto Rico podría experimentar vientos de fuerza de huracán.

La probabilidad de que Puerto Rico experimente vientos sostenidos de entre 40 a 65 millas por hora supera el 90%.

El SNM emitió una vigilancia de inundaciones repentinas para Puerto Rico que está en efecto desde ayer, viernes, hasta la noche del próximo lunes.

Actualmente, la mayoría de los suelos ya están saturados y los caudales de los ríos corren por encima de lo normal, por lo que cualquier lluvia en exceso podría crear inundaciones en corto tiempo y provocar que los ríos salgan de su cauce.

De hecho, entre la noche del viernes y la madrugada del sábado algunas áreas en la isla, particularmente sobre la mitad este, ya habían recibido unas tres pulgadas de lluvia, lo que provocó que varios ríos comenzaran a reaccionar.

Una pulgada de lluvia equivale a 17,380,000 galones de agua en una milla cuadrada. Por lo tanto, dos a tres pulgadas que caigan sobre algún sector de la isla ya tendrían el potencial de provocar inundaciones.

Desde el punto de vista climatológico en Puerto Rico, la severidad de las acumulaciones de agua depende de múltiples factores: saturación de los suelos, planificación urbana (si el área tiene poco drenaje) y la topografía del terreno (elemento que en esta isla es diverso). Sin embargo, una pulgada de lluvia típicamente es suficiente para generar inundaciones repentinas, sobre todo porque puede generar suficientes escorrentías que alteren los cuerpos de agua.

Personas que residan en zonas propensas a inundaciones deben tomar precauciones.

La cantidad de lluvia que se pronostica es suficiente para ocasionar deslizamientos de tierra en áreas montañosas y con terrenos que ya están saturados por las lluvias de las pasadas semanas.

  • El centro de circulación de la tormenta ganó convección (área de nubes donde se desarrollan las fuertes tronadas y lluvias) a su alrededor, por lo que el NHC concluyó que la tormenta está mejorando su estructura y ello podría permitir un fortalecimiento gradual.
  • El NHC considera que existe el potencial de que Fiona alcance fuerza de huracán cuando esté cerca de la costa suroeste de Puerto Rico y al sureste de República Dominicana, dentro de 24 horas.
  • Las temperaturas de la superficie del agua en el mar Caribe están entre 29 a 30 grados Celsius (84 y 86 grados Fahrenheit), por lo que tendrá energía para fortalecerse, aunque aún tiene algunos vientos cortantes al norte.
  • El centro del sistema podría pasar, en su punto más cercano a Puerto Rico, a unas 31 millas al sur-suroeste de Cabo Rojo, a eso de las 10:00 a.m. de mañana, domingo. No se descarta que esta distancia se ajuste un poco más cerca a la isla o más alejada, dependiendo del fortalecimiento del sistema.
  • Mientras, el centro estaría, en su punto más cercano, a 83 millas al sur-suroeste y 45 millas al sur-suroeste de Ponce.
  • Los vientos sostenidos se extienden a 125 millas desde el centro de circulación del sistema.
  • Los vientos de intensidad de tormenta tropical son capaces de levantar algunos artículos que podrían convertirse en proyectiles, por lo que el SNM exhortó a los ciudadanos a tomar precauciones. Además, vientos con fuerza de huracán, también, podrían poner en riesgo la vida de las personas.

Deje un comentario

Translate »