fbpx

Suspenden a detective de Lawrence por supuesta amenaza contra alcalde dominicano

0
55

Suspenden al presidente del Sindicato de Patrulleros de Lawrence, el detective Paul MacMillan, tras intentar llegar a la oficina del alcalde dominicano Brian DePeña sin contar con una cita. Con este, son tres los policías que han sido puestos bajo licencia desde finales del mes de agosto.

De acuerdo con un portavoz del alcalde, la acción del presidente sindical del jueves pasado en las oficinas del ayuntamiento se asumió “como resultado de un incidente amenazante”, sin embargo, fuentes del sindicato aseguran que declaraciones sobre DePeña y su administración habían desencadenado la suspensión de MacMillan.

MacMillan “ha sido puesto en licencia administrativa hasta nuevo aviso. Esto fue una reacción directa a una reciente declaración hecha a los medios”, según un correo electrónico de Salman Dar, vicepresidente del sindicato y quien asumió de manera interina la presidencia.

Dar agregó que MacMillan “también es acusado de mala conducta por una interacción verbal que tuvo lugar el pasado jueves en el ayuntamiento con un miembro del personal que instigó el resultado”.

Por su parte, el abogado del sindicato aseguró que para él “no estaba claro” el motivo de la suspensión del dirigente de los patrulleros de Lawrence.

Sin embargo, Jhovanny Martes, jefe del gabinete de DePeña, dijo que el oficial “estaba exigiendo reunirse con el alcalde de inmediato sin una cita” para justificar la licencia del sindicalista, quien aseguró que se había comunicado con el funcionario y habría manifestado que de no entrar, “entonces iría a la casa del alcalde”, según el comunicado del ayuntamiento, lo que se tomó como una amenaza. 

“Como resultado de este incidente amenazante, el oficial ha sido puesto en licencia administrativa paga, en espera de una investigación”, concluye el comunicado emitido el martes por la alcaldía.

MacMillan se suma a otros dos oficiales de la policía que han recibido licencias en las últimas semanas, aunque las razones son diferentes.

El primero de ellos fue Maurice Aguiler, quien también recibió licencia administrativa paga después de asistir al evento “Dominicanismo” el pasado 25 de agosto en Lawrence Elks, al que también acudió DePeña. Aguiler fue acusado de “comportamiento no criminal reciente fuera de servicio”.

La acción contra Aguiler fue que de “naturaleza política” y “una desviación para la administración”, según declaraciones de MacMillan.

“Al capitán le quitaron su arma, placa y crucero debido a un incidente fuera de servicio. No estaba actuando como oficial de policía en ninguna capacidad”, expresó.

El presidente del sindicato de patrulleros aseguró que DePeña, pese a que fue notificado de las acusaciones de posibles actividades delictivas de algunos miembros de la policía y que es objeto de una investigación externa, no ha puesto a nadie en licencia administrativa pagada. 

“Así que ahora estamos viendo a un funcionario de LPD que tiene su nombre arrastrado por el lodo por algo que el alcalde ya ha considerado fuera de servicio y actividad no delictiva. El alcalde debería estar respondiendo preguntas sobre el asunto real que tiene ante él”Paul MacMillanPresidente del Sindicato de Patrulleros de Lawrence

El segundo caso corresponde al detective Shaun McLellan, de 51 años, que fue suspendido por un incidente en Salem, New Hampshire, en el que resultó arrestado por agresión doméstica, según el comunicado emitido por el Departamento de Policía de Lawrence.

Pese a que la ciudad realiza investigaciones independientes sobre los incidentes que involucran a los oficiales Aguiler, McLellan y MacMillan, se desconoce quien conduce las indagaciones, señala un medio estadounidense.

Deje un comentario

Translate »