fbpx

Aumento del 80% en la población estudiantil de origen haitiano en los últimos cinco años

0
94

En los últimos cinco años, las escuelas públicas dominicanas han registrado un notable incremento en la matrícula de estudiantes extranjeros en todos los niveles educativos, destacándose especialmente los estudiantes haitianos con un crecimiento del 83.04%. En contraste, la población estudiantil dominicana ha disminuido un 11.09%.

En términos numéricos, desde 2018 hasta 2023, el total de alumnos matriculados ascendió a 13,070,770, de los cuales 789,630 eran extranjeros. De estos, la mayoría eran haitianos, representando 623,588 estudiantes, según estadísticas del Ministerio de Educación (Minerd).

Sin embargo, también accedieron a la educación pública preuniversitaria estudiantes de Estados Unidos, Venezuela, España, Puerto Rico, Italia, Colombia, México y Argentina, entre otros. 

Tanto los estudiantes extranjeros como los nacionales en el sistema público representan una inversión significativa para el Estado, la cual varía según el año escolar, el nivel educativo y la jornada. Por ejemplo, el costo por alumno de nivel Inicial en jornada vespertina oscilaba entre RD$53,116 y RD$107,546 en los años 2021 y 2023, respectivamente.

Para los estudiantes de primaria, los costos iban desde RD$62,644 en jornada matutina en 2019 hasta RD$152,890 en jornada extendida en 2023. En el nivel secundario, los valores corrientes variaban desde RD$57,041 para un estudiante de jornada matutina en 2020 hasta RD$160,064 para uno de jornada extendida en 2023. 

Ángel Hernández, ministro de Educación, calificó como preocupante el costo para el Estado, argumentando que cada inversión debe tener el propósito de fortalecer la educación de los niños dominicanos. No obstante, destacó que así como otros países tienen la obligación de proporcionar educación a los dominicanos migrantes, la República Dominicana ofrece este servicio a estudiantes extranjeros, pues es un derecho inherente de todas las personas, sin discriminar por razones migratorias.

Por otro lado, Darwin Caraballo, director ejecutivo de la Acción Empresarial por la Educación (Educa), expresó que estos estudiantes no representan un problema ya que sus padres residen en el país, forman parte de la fuerza laboral y contribuyen con los impuestos, dinamizando la economía y generando valor agregado.

Crecimiento anual

Las estadísticas del Minerd revelan que la mayor representación de estudiantes extranjeros es de origen haitiano. En el año lectivo 2018-2019, había 2,807,279 estudiantes matriculados en escuelas públicas a nivel nacional, de los cuales 94,740 (3.37%) eran haitianos. Los alumnos de otras nacionalidades representaban el 1%.

Según Caraballo, este fenómeno se debe a las oportunidades de empleo que genera el país, lo que provoca un mayor flujo migratorio, especialmente desde Haití, debido a la proximidad geográfica.

En los años siguientes, la población extranjera continuó creciendo. En 2019-2020, aumentó un 35.16% respecto al año anterior, alcanzando 165,756 estudiantes extranjeros (6%), de los cuales 105,305 eran haitianos (3.81%). En este año, se identificaron 32,410 estudiantes con nacionalidad «no definida» y 57 con nacionalidad «no disponible», categoría que incluye tanto a extranjeros indocumentados como a dominicanos sin acta de nacimiento.

Para el periodo 2020-2021, la matrícula total fue de 2,388,553, con un 5.36% de extranjeros, de los cuales los haitianos representaban el 4.40%. En 2021-2022, había 172,103 estudiantes extranjeros (6.81%) de un total de 2,525,855, siendo la mayoría haitianos (5.74%). En 2022-2023, la población estudiantil total era de 2,587,965, con un 6.70% de haitianos.

Este aumento tiene un impacto cultural y en la identidad nacional de los estudiantes dominicanos, según Hernández, quien indicó que la presencia de otras culturas induce a «mezclas culturales que son usuales en cualquier país con una población de origen diferente». Para fortalecer la identidad nacional, el ministerio diseñó un programa que incluye música, gastronomía, historia y otros elementos.

Por su parte, Caraballo señaló que la convivencia de estudiantes dominicanos con extranjeros es positiva y debe darse en un contexto que promueva la identidad, los valores y la cultura dominicana, respetando siempre la diversidad. Subrayó que las personas que migran a otros países deben adaptarse a sus patrones culturales.

Estudiantes en las aulas

En las aulas de las escuelas públicas, estas estadísticas se reflejan en niños y jóvenes que buscan acceder a la educación. Según maestras de primaria entrevistadas, la adaptación y convivencia de niños extranjeros no genera dificultades.

Raisa de la Cruz, docente de segundo de primaria, indicó que no ha visto dificultades en el aprendizaje de los estudiantes extranjeros, aunque destacó una conducta agresiva recurrente en algunos estudiantes haitianos de otros grados.

Rachellys López, maestra de primero de primaria, destacó la facilidad con la que los estudiantes extranjeros aprenden y dominan el español, mencionando que la convivencia con sus compañeros ha sido armoniosa.

Ambas docentes señalaron que el mayor reto en la formación es la comunicación con los padres o tutores de los alumnos, quienes a menudo no dominan el idioma o no se integran a las actividades del centro educativo.

Comments are closed.

Translate »