fbpx

Hoteles y turismo crecen en el polígono central del Distrito Nacional

0
54

Durante los pasados años setenta y ochenta y principios de este siglo, la avenida George Washington, conocida como Malecón, fue el epicentro de la inversión hotelera en el Distrito Nacional. Nacionales y extranjeros se sentían atraídos por la majestuosidad del mar Caribe. Sin embargo, en los últimos años, esta tendencia ha cambiado significativamente. La atención, tanto de turistas como de constructores, se ha desviado hacia el norte, específicamente al polígono central de Santo Domingo.

La razón principal de este cambio es la evolución de las expectativas de los visitantes. Ya no basta con admirar la belleza del mar; ahora los turistas buscan una oferta más variada que incluya gastronomía de calidad, opciones de entretenimiento, oportunidades de negocios, y la calidez humana de una ciudad en constante desarrollo. La metrópoli de Santo Domingo se ha adaptado para satisfacer estas nuevas demandas.

Atracción de los casinos

Los casinos continúan siendo una atracción clave en los hoteles de la ciudad. De los miembros de la Asociación de Hoteles de Santo Domingo, siete incluyen casinos en sus instalaciones: Jaragua, Sheraton, Crowne Plaza, Napolitano, Holiday Inn, Barceló y Embajador.

Estos establecimientos no solo ofrecen alojamiento, sino también una experiencia lúdica integral que atrae a turistas de todo el mundo.

Crecimiento y adaptación

Como centro social, económico, político y administrativo, Santo Domingo ha sabido adaptarse a las necesidades de su población y visitantes.

Yudit García, presidenta de la Asociación de Hoteles de Santo Domingo, señala que el crecimiento natural de las ciudades trae consigo un desarrollo paralelo de los destinos turísticos.

En Santo Domingo, este crecimiento se ha orientado hacia el norte de la ciudad.

Entiende García que el mar sigue siendo un atractivo esencial para los turistas, pero el desarrollo de infraestructura, carreteras, autovías, y el crecimiento corporativo e inmobiliario han completado esta atracción, haciendo que muchos prefieran pernoctar en la ciudad.

«Los hoteles, en definitiva, necesitan personas que pernocten, que lleguen a dormir. ¿Cuáles son las razones por la que quieres pernoctar en una ciudad? Bueno, podrías tener múltiples intereses: culturales, gastronómicos, económicos. De una u otra manera, el crecimiento del sector corporativo está en franco desarrollo dentro de estas nuevas zonas financieras», dijo.

Panorama hotelero actual

La Asociación de Hoteles de Santo Domingo cuenta con 33 miembros, con aproximadamente 5,000 habitaciones hoteleras registradas entre marcas nacionales e internacionales, sin contar los hoteles independientes.

García destaca que en 2024 se han añadido entre 900 y 1,000 nuevas habitaciones, subrayando que este crecimiento es crucial para el desarrollo de la ciudad.

García, quien también es gerente general del JW Marriott Hotel Santo Domingo, sostiene que, al igual que ocurrió con el auge de los hoteles en el Malecón en los años ochenta y noventa, ahora se vive una nueva ola de crecimiento.

«Soy abanderada de Santo Domingo.  Además de ser  la ciudad Primada de América y de toda la riqueza cultural que ofrece, Santo Domingo ha desarrollado su oferta en las últimas décadas. Por varios años consecutivos hemos recibido premios que nos reconocen como capital gastronómica del Caribe y Latinoamérica, y eso es una bandera que llevamos», afirma.

Enfoque en el turismo de negocios

Un estudio de la Asociación de Hoteles de Santo Domingo revela que más del 40 % del turismo en la ciudad está relacionado con el sector corporativo, a diferencia de otros destinos turísticos en el país.

«Esto no quiere decir que no tengamos oportunidad de continuar maximizando el turismo de placer; sin embargo, hay una realidad: el turismo de negocios es la punta de lanza que continuará maximizando el destino de Santo Domingo.  Debemos continuar fortaleciendo el turismo de exhibiciones, de congresos, seguir transitando por ese camino», expresa García.

Colaboración público-privada

La presidenta de la asociación subraya la importancia de la colaboración entre el sector público y privado en el desarrollo turístico de la ciudad.

Destaca los esfuerzos conjuntos para atraer turistas de mercados claves y la confianza que una economía estable genera en los inversores.

Explica que la estabilidad económica y social se traduce en confianza, inversión y creación de empleos, lo que impacta positivamente en el producto interno bruto y dinamiza la economía.

Entre las medidas que contribuyen al desarrollo turístico de Santo Domingo, García resalta el anuncio del ministro de Turismo David Collado, sobre la construcción de un moderno centro de convenciones en el polígono central.

«Esto servirá para atraer el mercado de eventos, de congresos, convenciones, que nos posicionará como una capital que competirá con destinos y ciudades como México, como Bogotá y Cartagena, que ya tienen sus centros de convenciones», explicó.

Desafíos y oportunidades

La movilidad es otro aspecto crucial para el desarrollo turístico.

García destaca los trabajos en la circunvalación capitaleña, que mejoran la conexión con otras regiones, pero señala la necesidad de gestionar mejor la circulación de vehículos pesados en vías como la George Washington.

Sostiene que existen esfuerzos desde el Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (Intrant) y el Gobierno, pero la ciudadanía también debe contribuir. Entiende que debemos aprovechar esta nueva ola de desarrollo hotelero, que va de la mano con el crecimiento de la ciudad y sus ofertas turísticas, para garantizar su futuro.

En resumen, el Distrito Nacional está experimentando una transformación significativa en su oferta hotelera y turística, adaptándose a las nuevas demandas del mercado y posicionándose como un destino clave tanto para el turismo de placer como de negocios.

Comments are closed.

Translate »