Consejos para ayudar a priorizar a la salud de la mujer para el Día de la Madre

0
21

Ya que el Día de la Madre es parte del ciclo anual de renovación de la primavera, la celebración de este año puede traer un significado añadido dada la reapertura del estado de Pennsylvania en medio de la pandemia del COVID-19.

A medida que más personas se vacunan y algunas familias comienzan a reunirse en persona de nuevo, es un momento ideal para pensar en cómo se puede ayudar a mejorar la salud de las mujeres en Pennsylvania y honrar el importante papel que desempeñan en el bienestar de sus familias. La promoción de la salud de la mujer debe seguir siendo una prioridad para nuestro país, especialmente en estos tiempos ya que algunas madres pueden estar pasando por mayor estrés manejando responsabilidades laborales y familiares adicionales.

De hecho, investigaciones recientes han concluido que el COVID-19 ha afectado la salud materna de múltiples maneras, incluyendo la reducción del acceso a las visitas prenatales, el aumento de la frecuencia de la depresión y la ansiedad y los problemas relacionados con el cuidado de los niños. Estos problemas pueden contribuir a las tasas de mortalidad materna e infantil en los EE.UU. que son peores que las de muchos otros países desarrollados. En Pennsylvania, la mortalidad infantil, o el número de muertes de bebés antes de la edad de 1 año por 1.000 nacidos vivos, se midió en 6,1. La mortalidad materna, o el número de muertes por cualquier causa relacionada o agravada por el embarazo o el parto por cada 100.000 nacidos vivos, se midió en 26,1 según el America’s Health Rankings® de la United Health Foundation.

Para reconocer al Día de la Madre y la Semana Nacional de la Salud de la Mujer (9-15 de mayo), aquí hay cinco consejos a considerar para ayudar a apoyar la salud de las mujeres, incluidas las mujeres embarazadas y las nuevas madres:

Considere opciones de vacunas. Algunas mujeres embarazadas o lactantes pueden estar preocupadas por la seguridad de las vacunas para el COVID-19 actualmente autorizadas para uso de emergencia. Es importante destacar que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) ahora recomiendan que las personas embarazadas reciban la vacuna COVID-19, en parte porque tienen un riesgo elevado de contraer enfermedades graves a causa de esta enfermedad. Otras investigaciones indican que las madres vacunadas pueden transmitir a sus bebés anticuerpos contra el COVID-19 a través de la leche materna, ofreciendo potencialmente protección a los bebés. Para ayudar a encontrar ubicaciones de vacunas en su área y abordar posibles preocupaciones, hable con su médico de atención primaria, consulte farmacias locales o revise sitios web disponibles públicamente.

Tome ventaja de la tecnología. Si bien algunas personas pueden haber pospuesto las citas médicas de rutina debido al riesgo a la exposición al COVID-19, es importante que las mujeres permanezcan conectadas con sus proveedores de atención médica, especialmente para las citas recomendadas prenatales y con bebés, la atención rutinaria y el manejo de afecciones crónicas. Si es posible, revise los recursos de atención virtual disponibles para conectarse con profesionales de la salud locales o nacionales, incluso a través de algunos planes de salud que permitan el acceso 24/7 al asesoramiento médico a través de un teléfono inteligente o una computadora. Además, las aplicaciones móviles pueden ayudar a las futuras madres a monitorear los avances durante el embarazo, incluyendo el seguimiento del peso, el establecimiento de recordatorios para tomar vitaminas y el uso de un “contador de patadas” para monitorear los movimientos del bebé. Después del parto, otras aplicaciones móviles pueden ayudar a rastrear y mejorar las rutinas para dormir.

Concéntrese en su salud. Esto significa comer bien, mantenerse activo, dormir lo suficiente, seguir tomando los medicamentos prescritos y limitar el estrés tanto como sea posible – algo que puede ser especialmente importante durante la pandemia del COVID-19. Caminar en casa o fuera puede ser una opción para ayudar a fomentar el bienestar físico y emocional, así que considere darle a un ser querido un reloj inteligente o un monitor de actividad para ayudar a promover el movimiento diario. Para las mujeres embarazadas es importante tener acceso temprano en el embarazo a la atención prenatal recomendada, lo que reduce el riesgo de parto prematuro y bajo peso al nacer. Además, el cirujano general de EE.UU. aconseja que ninguna cantidad de alcohol es segura durante el embarazo, mientras que laOrganización Mundial de la Salud informa que estas bebidas reducen la capacidad de todos para combatir las enfermedades infecciosas. Fumar, incluidos los cigarrillos electrónicos, otros productos de tabaco que contienen nicotina y marihuana, está relacionado con problemas de salud y debe evitarse. Para obtener apoyo, su empleador o su plan de salud pueden tener programas telefónicos y recursos en línea que pueden ayudarle a adoptar un estilo de vida más saludable, manejar más eficazmente el estrés o, si es necesario, ayudar con el manejo de enfermedades crónicas.

Tome cuidado de los problemas oculares. Algunas mujeres experimentan complicaciones relacionadas con la visión asociadas con su embarazo, desde molestias leves a la pérdida de la visión. Si bien muchos cambios en la salud ocular durante el embarazo o después del parto son temporales, algunos pueden volverse permanentes, por lo que es bueno estar al pendiente de los ojos secos, párpados hinchados, sensibilidad a la luz o visión borrosa. Si usted o un ser querido experimenta cualquiera de estos problemas durante el embarazo o después del parto mientras amamanta, agregue un examen ocular completo con un proveedor de atención visual como parte de su rutina de atención prenatal (o posnatal). Esto es especialmente importante para las personas con diabetes, presión arterial alta o glaucoma, ya que la visión borrosa o sensibilidad a la luz durante el embarazo a veces puede ser causada por niveles elevados de azúcar en la sangre y podría indicar el potencial de preeclampsia o diabetes gestacional.*

Mantenga su sociabilidad. Con grandes eventos probablemente todavía en espera, es importante buscar maneras de mantenerse conectado socialmente con amigos y familiares. Algunas familias están celebrando pequeñas reuniones al aire libre, idealmente con otras personas vacunadas. Para seguir practicando el distanciamiento social, las cenas virtuales, las citas de juego, el ejercicio en grupo o las clases educativas pueden ser opciones. Para las madres embarazadas o nuevas, considere unirse a un “grupo de madres” en línea, ya que esto puede ayudar a fomentar la camaradería y permitir el intercambio de consejos sobre el parto y la crianza.

Hemos celebrado el Día de la Madre por más de cien años. Al considerar estos consejos, podemos seguir apoyando la salud de las mujeres y honrarlas por sus importantes contribuciones a nuestras comunidades, especialmente durante este período de renovación.

*La información aquí incluida no debe ser considerada como consejo médico. Las personas que experimenten estos síntomas deben consultar con sus proveedores de salud.

Deje un comentario